Recuperación

¿Cuánto tiempo pasó?, no lo sé, pudo haber sido un par de minutos o muchas horas, mis recuerdos empiezan cuando sentí una presencia a mi lado, abrí los ojos y mi primer pensamiento fue “ya pasó todo”, pude observar a una enfermera que revisaba el suero que tenía en la mano derecha, sentí una leve molestia del lado izquierdo del abdomen, levantando un poco mi mano le señalé el lugar y dije con voz quebrada “duele”, para instantes después sumirme nuevamente en la inconsciencia.

Escuche que me hablaban, me estaban dando instrucciones de pasarme a la camilla, inicié el viaje de regreso a la habitación, cuando se abrió la puerta, ahí estaban esperándome mis hijos, sus caras denotaban preocupación y angustia, pero todo había salido hasta ese momento perfectamente bien, en los siguientes minutos pasó el doctor y dejó  las instrucciones para empezar con la recuperación, la primera que lo más pronto posible en cuanto pasaran los efectos de la anestesia hiciera el intento de caminar un poco, y; la otra se refería a la alimentación para los próximos tres días que consistiría en agua y gelatina. Se despidió con su gran sonrisa y mis hijos y yo nos quedamos solos en la habitación; yo, en ese sopor que me había dejado la anestesia y ellos tratando de hablar conmigo, curiosos querían saber cómo me sentía, sin embargo, regresaba casi instantáneamente al castillo de los sueños.

En el transcurso de la tarde, llegaron a visitarme la viuda de mi hermano y mis sobrinas quienes tuvieron la amabilidad de cuidarme para que mis hijos pudieran salir a cenar, no recuerdo si platiqué con ellas,  yo sólo quería dormir, dormir y dormir, por más intentos que hacía de estar despierta me sentía desconectada del mundo, entrada la noche empecé a sentir cierta incomodidad en las piernas, me habían colocado previamente a la cirugía, vendas neumáticas, al principio sentí un delicioso y suave masaje, sin embargo con el paso de las horas, éste se tornaba vigoroso y molesto, empecé a experimentar oleadas de calor, ya habían pasado los efectos de la anestesia y no pude conciliar el sueño, anhelaba me quitaran esos aparatos que traía en las piernas y poder pararme a caminar.

Amaneció y finalmente me quitaron las incómodas vendas neumáticas, pude levantarme para poder bañarme y arreglarme lo mejor posible, “no me gustan los enfermos feos”, así cuando llegó el cirujano para la revisión matutina, yo me encontraba limpia y ya había empezado a dar pequeños pasos para empezar a recuperarme.

Yo tenía la expectativa de que el estómago me iba a doler, era una sensación desconocida para mi, no tenía dolor, no tenía hambre y sobre todo no tenía sensación de saciedad.

Comía la gelatina y tomaba el agua por las indicaciones médicas, pero no encontraba ninguna sensación, no era porque fuera algo tan sencillo, ni porque me disgustara el agua, sencillamente “¡no había ninguna sensación!” era como si estuviera vacía por dentro.

Al poder dar los primeros pasos me sentí vigorosa, de ahí en adelante la recuperación fue asombrosa, antes de salir del hospital tuve la visita de mi nutrióloga y de mi psicóloga, ambas parte importante de esta nueva persona que soy yo, recibí las instrucciones de alimentación para los primeros días.

Estuve en casa de mi hija para la recuperación, ella se hizo cargo de mi totalmente, me sentí niña otra vez, con esa plenitud de no tener que ocuparme de nada ni de nadie, solamente de mi recuperación, tan es así que a los cinco días yo me sentía perfectamente bien, no había dolor de ningún tipo y ya me quería ir a trabajar, situación que mi hija no permitió ya que era prematuro y debía de guardar el reposo necesario.

Después de varios días de alimentarme de agua y gelatina llegó el momento de empezar con líquidos claros, para mí fue el día más feliz cuando pude saborear un caldo de pollo obviamente sólo el caldo más no la carne, pero aun así me sentí dichosa de tener otro sabor en mi boca.

Llegó el día de la revisión con el cirujano, y mi primera pregunta fue ¿cuántos kilos debo de bajar por semana?, respondiendo que eso variaba de persona en persona, que no había un estándar al cual debiera de ajustarme, que mi descenso de peso estaría en factor de la alimentación y del ejercicio.

Cabe decir que efectivamente fue como si acabara de nacer, así como los bebés van pasando etapa por etapa, exactamente así empecé a alimentarme, primero solamente líquidos, después purés, más adelante alimentos picados, para finalmente comer como todas las personas, con mordidas pequeñas, pausadas y sin prisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

PATRONES PARA TEJER

Ideas creativas para tejedoras principiantes. Patrones de punto a dos agujas y ganchillo. ¡Vivan las labores moderners!

Placer sin azúcar

Mi visión personal de los productos sin azúcar.

Cirugía Endoscópica y Bariátrica

Dr. Jesús Cabral Oliver - Blog de Salud.

Cómo Tocar Guitarra Acústica

Las Mejores Técnicas para Aprender Definitivamente Guitarra Acústica Facilmente

Ahogaré mis penas en una taza de café

Entre sorbos de café, el mundo cambia y la vida transcurre

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

vam8os

La Vuelta al Mundo en 80 Sueños, un ambicioso proyecto viajando por todo el planeta para estudiar el modo en que el ser humano, a pesar de las circunstancias, sueña en busca de la felicidad. #fotografía #documental #investigación #artículos #voluntariados

PATRONES PARA TEJER

Ideas creativas para tejedoras principiantes. Patrones de punto a dos agujas y ganchillo. ¡Vivan las labores moderners!

Placer sin azúcar

Mi visión personal de los productos sin azúcar.

Cirugía Endoscópica y Bariátrica

Dr. Jesús Cabral Oliver - Blog de Salud.

Cómo Tocar Guitarra Acústica

Las Mejores Técnicas para Aprender Definitivamente Guitarra Acústica Facilmente

Ahogaré mis penas en una taza de café

Entre sorbos de café, el mundo cambia y la vida transcurre

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: